Ciclista francés tiene récord de bicicleta para mayores de 105 años

En enero de 2017, Robert Marchand completó los 22.547 kilómetros en 92 vueltas al velódromo nacional de Saint-Quentin-en-Yvelines, cerca de París, el mismo donde hace tres años superó su propio récord en hora en la categoría para mayores de 100 años con un total de 26.927 kilómetros.

El francés que se define como el deportista más viejo del mundo, dijo al bajarse de la bicicleta “Me fue bien. No pase mal por la culpa de las piernas, sino que por los brazos, porque tengo reumatismo“. http://thumbs.web.sapo.io/?epic=ZTYxQa4sRB+EMatgji4qPdhap+sNQc2FvOH9NmaC1c/99lcuMzNQjiC4bg0+JXTqUVA0XX0LV57Uzw5HGhj2pEwptU76sNvS5JQeBaw8ZqvCxZ8=&W=800&H=0&delay_optim=1

El deportista

El piloto veterano nació el 26 de de noviembre de 1911 en Amiens (norte de Francia) y  asegura a todos que su único truco o poción mágica único es añadir un poco de miel en su bidón de agua en el cotidiano y para los entrenamientos.

El diario francés Le Parisien dijo esta semana que el ciclista Marchand hace cerca de una hora diaria de estiramientos, entrena durante otros 60 minutos en bicicletas estáticas estática y luego pasa el resto de su día leyendo para mantener el cerebro activo.

La vida de Robert Marchand 

Antiguo militante Comunista, bombero y atleta de Francia campeón en gimnástica, llegó a estar preso durante la Segunda Guerra Mundial. La detención ocurrió porque el deportista se niego a dar lecciones de deportes para niños de los empleados de la Alemania nazi.

El secreto para estar en forma más de un siglo va más allá de las bicicletas. Sigun Marchand, el siempre realizó deportes, manteniendo siempre una alimentación rica en frutas y verduras. Nunca fumo y bebió poco de alcohol y café durante toda su vida.

La profesora de la universitaria y psicóloga Veronique Billat, que acompaña a Robert desde que  el completó 100 años, revela el verdadero misterio: “Su cuerpo es pequeño pero tiene un corazón que bombea tanta sangre por minuto como una persona más grande.” Al cuerpo se suma otro gran punto, a la mente sana: “Tiene una gran determinación, no tiene dudas, no tiene miedo de probar”, cuenta Veronique Billat.

A los 105 años de edad, Marchand dice no temer a la muerte, sólo teme el día que ya no pueda pedalear en su bicicleta.

, ,

No comments yet.

Deja un comentario

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes