Cómo prevenir un esguince al practicar running

wpid-postedin-qY2RWtJ.jpeg

El running se ha vuelto una práctica deportiva que practican miles alrededor del mundo. Es económica, y relativamente sencilla . El problema está en que su simplicidad, hace que muchos sufran lesiones en el camino, como el esguince.

El esguince es el daño de los ligamentos que están alrededor de una articulación porque se sobre estiran o se rompen. Esto hace que la articulación duela, se inflame y la persona pierda movilidad. Para un corredor, esto significa ponerle pausa a su práctica deportiva ya que una lesión de este tipo requiere un tratamiento adecuado al grado de la misma.

Ningún corredor está exento de sufrir un esguince pero si puede trabar en prevenirlos siguiendo estas pautas:

-Entrenar los músculos de las piernas: Muchos corredores piensan que el running en si es todo el ejercicio que necesitan para tener en forma sus piernas. Pero para un mejor desempeño y prevenir lesiones como un esguince, deben fortalecer los músculos fuera del asfalto. Ejercicios de pesas como las sentadillas, las zancadas, peso muerto y levantamiento de pantorrillas le dan a el trabajo adecuado a cuádriceps, tendón de la corva, glúteos y pantorrillas, necesarios para que el corredor mantenga unos músculos sanos y fuertes.

-Escoger el calzado adecuado: El calzado puede prevenir lesiones porque ellos alteran la forma en que las fuerzas repetitivas al correr afectan al cuerpo. El calzado reduce el estrés y el impacto de cada paso al correr. La correcta elección de las zapatillas tiene que ver con el tipo de pisada del corredor. Esto se puede descubrir mirando la forma en que se desgasta la zapatilla: el pronador desgasta más hacia la zona interior, el supinador gasta la zapatilla hacia la zona exterior y el de pisada neutra desgasta el zapato uniformemente. Para cada una de estas pisadas existe el calzado adecuado en el mundo del running.

-Tener un plan para correr: Un adecuado plan de entrenamiento, donde se respeten días de descanso, corridas largas con corridas cortas, puede proteger las articulaciones de cualquier lesión. Según Runng.es un buen plan de entrenamiento de running debe tener objetivos claros, tomar en cuenta la preparación física, ser realista y presentar días de entreno. Lo ideal es trabajar en los cuatro aspectos básicos para la mejora de la condición física del corredor: fondo, fuerza, ritmo y velocidad.

Un esguince no escapa de la lista de lesiones que puede sufrir un corredor, o cualquier persona que realice alguna actividad física. Pero tomando las precauciones necesarias y evitando los excesos, se puede lograr una práctica deportiva segura y divertida.

, ,

Comments are closed.

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes