Traumatología aplicada a las esguinces de tobillo

Traumatología para la esguince de tobilloParte importante de la traumatología deportiva tiene que ver con aliviar dolores recurrentes en la práctica de diversos deportes, y quizás la lesión más común al realizar ejercicios es es la esguince.

De hecho, si hablamos por ejemplo del tobillo, esta es quizás la articulación que sufre con más frecuencia las torceduras o esguinces, por ende es una de las consultas de traumatología más frecuente.

Y esto se debe a que al ser una articulación bisagra y utilizada a diario para caminar, saltar y correr, está siempre expuesta a sufrir lesiones. De hecho, si se analiza bien, el tobillo debe aguantar casi el doble del cuerpo cuando uno camina y hasta 8 veces en el caso de saltos y trotes, carga considerable si pensamos que al año, una persona camina cerca de un millón de pasos.

¿Qué ocurre cuando hay una esguince de tobillo?

Lo común es que el tobillo se tuerza en inversión y flexión plantar, dañándose el ligamento lateral externo y en caso de que el movimiento continúe, también se dañe el ligamento peroneo calcáneo.

Es aquí cuando se determina entonces, que una esguince es grado 1, 2 o 3. En el primer caso, existe una distensión o rotura parcial leve de las fibras del ligamento, mientras que en el segundo, la rotura parcial es más significativa, siendo la mayoría de los casos pertenecientes a este; el tercer caso, en tanto, es una rotura completa con inestabilidad e impotencia para mover.

¿Qué hacer entonces, ante estas situaciones? Dependerá del grado de la lesión:

  • Grado 1: reposo, elevación, compresión y frío local serán suficientes.
  • Grado 2:  variable, por lo general se usa una férula bivalva para inmovilizar el tobillo y evitar el movimiento de torcedura, así como fisioterapia para controlar la inflamación y favorecer la cicatrización del ligamento y función adecuada del mismo.
  • Grado 3: lo mismo que grado 2, pero puede haber reparación quirúrgica involucrada, dependiendo del daño del ligamento. En deportistas de alto rendimiento, tales como basquetbolistas o futbolistas, es común sufrir de esguinces de este tipo, ante lo cual se inicia con un tratamiento similar al grado 2, a fin de evitar una operación muy invasiva.

De todas maneras, sin importar el grado de la lesión, lo ideal será acudir a un servicio de traumatología que pueda cumplir con todas las medidas de sanación necesarias, así como supervisar las etapas posteriores de recuperación y rehabilitación. Esto, porque es común que tras un primer episodio de esguince, se empiecen a producir torceduras de repetición donde pueda haber un daño mayor… de hecho, producto de la mala curación, se puede producir un cuadro de Inestablidad de Tobillo.

Es importante entonces, cuidar el tobillo y ante cualquier lesión, aplicar los tratamientos necesarios, yendo siempre que sea necesario a un servicio traumatológico para evitar secuelas negativas a futuro.

, ,

No comments yet.

Deja un comentario

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes